12 oct. 2008
PESADILLA
Una anciana está en el jardín, entonces aparecen dos gatos, el más joven se le acerca y lo toma del cuello. Por sorpresa, ella le tuerce el pescuezo. El animal no tarda mucho en quedarse quieto, una espuma blanquecina le sale de la boca y los ojos se le inyectan de sangre. Lanzo un grito y un soldado me amordaza. Siento un picor muy intenso en los ojos, de repente no puedo ver más. Estoy ciega, doy unos pasos y enseguida tropiezo con algo que me da unos estirones en las piernas. Pernanezco un rato tirada en el suelo, luego siento profundos pinchazos con algo puntiagudo.

Etiquetas:

 
posted by Patricia Venti at 10:11 |


0 Comments:




Site Meter