2 abr. 2008




En este, mi cuerpo,
solo cabe la incertidumbre
hasta que apareces tu
tratando de descifrar
el enigma.

Pero como toda tarea
de vislumbrar el sosiego
en una casa en llamas,
es inútil,
me pregunto:

¿Qué se puede esperar
de una dama en ruinas
si no hay conceptos que la sostengan?

La incertidumbre nunca me asustó
sin embargo,
repites:
"nada es estable, nada"
mientras muy bajito te digo,
con los ojos llenos y la botella vacía,
te amo.

Etiquetas:

 
posted by Patricia Venti at 11:48 |


0 Comments:




Site Meter