2 abr. 2008

...ya sabes, hay cosas inexplicables. Por azar o no, volví al tema del holocausto judío. Fíjate que extraño, una tarde fría del invierno madrileño, entré al metro pensando en mi vida, en mis proyectos vitales y parecía que nada tenía sentido. Sumida en esa extraña melancolía de los días grises, poco antes de llegar al andén del metro, oí cantar a una mujer algo que me sonó familiar pero desconocido al mismo tiempo. Pasé a su lado y como se me hacía tarde, no me detuve. Mientras esperaba el tren, seguí escuchando la canción y , (no te puedo explicar por qué) , empecé a llorar. Sentí una gran necesidad de volver hacia la señora. Le di una moneda y al preguntarle en qué idioma cantaba, me respondió: "en Idish". En ese momento supe que mi vida había cambiado.

Etiquetas:

 
posted by Patricia Venti at 12:56 |


0 Comments:




Site Meter