14 oct. 2007



El sentido del deber se desdibuja
y el pasado no tiene rostro.
Hablo con alguien que después no está.
Describo el movimiento de un pájaro que cae
primero la imagen, después el ruido.

Han pasado los años
abro los ojos,
vuelvo a cerrarlos
el torso sale a flote
y otra vez, hacia mí
tu recuerdo.

El sentido del deber ha tocado el deseo
contaminándolo.
Ya es imposible retroceder,
tan solo quedan restos,
para mí sólo hay restos, me digo.

Un futuro mejor.
Una vida mejor.
Un final mejor.
¿Deber?

Etiquetas:

 
posted by Patricia Venti at 3:13 |


0 Comments:




Site Meter